candelagomezabogada.com

Derecho de Familia

¿Qué comprende el Derecho de Familia y en qué puede ayudarte Candela Gómez? El Derecho de Familia es el conjunto de normas jurídicas que regulan los asuntos que afectan a los miembros de una familia, entendida como una institución natural y social. El Derecho de Familia se enmarca dentro del ámbito del Derecho Civil, especialidad de Candela Gómez, que regula los principales aspectos de esta especialidad, y se complementa con una serie de leyes específicas que se han promulgado para adaptar la regulación de esta institución a la realidad social.

El Derecho de Familia regula, entre otros, los siguientes aspectos de los que destaco por mi experiencia,  el aval de mis casos de éxito,  y puedo encargarme como abogada:

Guarda y custodia:

Mientras se mantiene la relación matrimonial en vigencia, la guarda y custodia es ejercida en conjunto por ambos padres porque habitan bajo el mismo techo.

Esta situación se deriva del hecho de que los padres generalmente viven en el mismo domicilio y por ende el o los menores viven bajo su guarda y custodia. Sin embargo, una vez que los padres se separan y la unión matrimonial desaparece, la responsabilidad para con los hijos cambia.

En el caso de que exista conflicto entre los progenitores, y no haya acuerdo en cómo pueden/deben gestionar la custodia de sus hijos, será la autoridad judicial quien resuelva en cada caso concreto, lo que en definitiva se traduce en que:

1º.- Serán los propios padres quienes de mutuo acuerdo resolverán a quien se atribuye la custodia de sus hijos.

2º.- En caso de desacuerdo, será el Juez quien, tras la celebración del juicio, con todas las pruebas a su alcance, decidirá quién debe quedarse con los menores.

La patria potestad:

Los hijos e hijas no emancipados están bajo la patria potestad de los progenitores.

La patria potestad, como responsabilidad parental, se ejercerá siempre en interés de los hijos e hijas, de acuerdo con su personalidad, y con respeto a sus derechos, su integridad física y mental.

Esta función comprende los siguientes deberes y facultades:

1.º Velar por ellos, tenerlos en su compañía, alimentarlos, educarlos y procurarles una formación integral.

2.º Representarlos y administrar sus bienes.

3.º Decidir el lugar de residencia habitual de la persona menor de edad, que solo podrá ser modificado con el consentimiento de ambos progenitores o, en su defecto, por autorización judicial.

4.º Cambio de colegio

5.º Cambio de orden de los apellidos


Causas de extinción:

El padre o la madre podrán ser privados total o parcialmente de su potestad por sentencia fundada en el incumplimiento de los deberes inherentes a la misma o dictada en causa criminal o matrimonial.

Los Tribunales podrán, en beneficio e interés del hijo, acordar la recuperación de la patria potestad cuando hubiere cesado la causa que motivó la privación

 Causas de Privación de la Patria Potestad: El artículo 170 del Código Civil establece lo siguiente:

“El padre o la madre podrán ser privados total o parcialmente de su potestad por sentencia fundada en el incumplimiento de los deberes inherentes a la misma o dictada en causa criminal o matrimonial. Los Tribunales podrán, en beneficio e interés del hijo, acordar la recuperación de la patria potestad cuando hubiere cesado la causa que motivó la privación.”

No obstante la literalidad de los citados artículos, es cierto que a la hora de interpretarlos, los Juzgados y Audiencias Provinciales han venido dictando resoluciones a veces contradictorias a la hora de determinar en qué supuestos hay que acordar la privación de la patria potestad, de ahí que el Tribunal Supremo se haya esforzado en algunas sentencias de recodar los requisitos que han de darse para la privación de la patria potestad.

¿Qué diferencia hay entre la guardia y custodia y la patria potestad? No se debe confundir patria potestad con guarda y custodia.

La patria potestad se refiere a la representación general y administración de los bienes de los hijos menores de edad. Por el hecho de ser padre o madre siempre tendrás la patria potestad sobre los hijos menores de edad (salvo las excepciones anteriormente comentadas).

La guarda y custodia en cambio se centra en la convivencia habitual y diaria con los hijos menores de edad.

En caso de separación o divorcio, lo normal es que ambos progenitores tengan la patria potestad, si bien la guarda y custodia se suele atribuir a uno de ellos (custodia monoparental), excepto los supuestos de custodia compartida.

La filiación:

La filiación es el vínculo que une al hijo con sus progenitores, relación que despliega una serie de derechos y obligaciones. Hay que tener en cuenta que la filiación jurídica y biológica no tienen porqué coincidir.

Se encuentra regulada en el Código Civil español, Título V (De la paternidad y filiación), artículos 108 a 141.

La filiación puede tener lugar por naturaleza y por adopción. La filiación por naturaleza puede ser matrimonial y no matrimonial. Es matrimonial cuando el padre y la madre están casados entre sí.

La filiación matrimonial y la no matrimonial, así como la adoptiva, surten los mismos efectos, conforme a las disposiciones de este Código.

Entre estos derechos y deberes se encuentran:
1. Determinación de nombre y apellidos.
2. Atribución de la patria potestad.
3. Derechos de alimentos y sucesorios.
4. Nacionalidad.

La filiación se determina desde que ocurre el hecho generador, teniendo efectos retroactivos (artículo 112 del Código Civil). El hecho generador puede ser el nacimiento, la adopción o el reconocimiento.

El documento o sentencia que reconozca la filiación debe inscribirse en el Registro Civil (artículo 113 del Código Civil).

En definitiva, destacan como procedimientos de atribución de la filiación:

El parto, que vincula a la madre y su descendencia.
La presunción de paternidad, que opera en los matrimonios que lleven cierto tiempo casados.
El reconocimiento, que se aplica en filiaciones extramatrimoniales.
La sentencia firme, en los casos en que exista debate.
El acto por el que se aprueba la adopción, en estos casos.
La posesión de estado, en casos límite.

DIVORCIO: 

El divorcio por lo general es un proceso duro, y  difícil, sobre todo cuando existen hijos menores de edad, lo que por lo general se ve agravado con un procedimiento contencioso que en muchas ocasiones lo único que se consigue, además del coste del procedimiento, es alargarlo en el tiempo y complicar más aun las ya deterioradas relaciones para entre la pareja, y por ende, la comunicación con los hijos, y que en la mayoría de los casos el resultado final del procedimiento es el mismo que se hubiera realizado de mutuo acuerdo.

El procedimiento de divorcio de mutuo acuerdo, si bien requiere de un buen asesoramiento ya que las decisiones que se tomen por lo general serán de gran transcendencia y prácticamente irreversibles, conlleva un gran número de ventajas frente al contencioso, pues se pueden plantear todos los acuerdos más beneficiosos para ambos y para los hijos, es más rápido, sencillo y económico, y por lo general, evita deteriorar más aún las relaciones entre los cónyuges y las comunicaciones entre ambos y sus hijos.

Candela Gómez  siempre es partidaria del procedimiento de mutuo acuerdo, en cualquier situación legal y, por ello, ofrece un servicio personalizado y transparente con sus clientes. 

Contacto

Déjanos un mensaje:

    Dirección:

    C/ Maria Auxiliadora, Edificio Banesto, 1ª planta. 29602. Marbella.